top of page

Esperando a Godot

Actualizado: 16 jun

Coaching Estratégico para lidiar con la desidia


Oscar Ramírez Martínez

Coach Profesional Certificado




International Coach Federation ICF Coaching en Monterrey, Guanajuato, San Luis Potosí, México, Aguascalientes
Esperando a Godot


 

En la obra de teatro Esperando a Godot del escritor Samuel Beckett, aparecen dos vagabundos llamados Vladimir y Estragón, personajes que llegan a un punto en su camino en donde tendrán una cita con otro personaje llamado Godot.

 

Lo esperan durante todo el primer día y Godot no aparece. Aunque si aparece un niño que les viene a dar un mensaje de parte de Godot,


“Dice Godot que no puede venir el día de hoy, pero que mañana viene sin falta”

 

Esperan y esperan por Godot un segundo día y nada que llega. Eventualmente aparece el mismo niño del día anterior que les viene a decir que Godot no podrá venir tampoco en esta ocasión, pero que al día siguiente sí vendrá, que por favor lo esperen al día siguiente.

 

Al tercer día sucede lo mismo, Godot no llega a la hora que prometió llegar a su cita y aparece el niño a decirles que Godot no podrá venir debido a un inconveniente, pero que al día siguiente sin duda estará puntual a su cita. Ellos deciden esperarlo.

 

Mientras lo esperan tienen charlas entre si y se reclaman entre ellos porque nunca suelen concluir sus actividades pendientes:

 

“¿Qué quieres que te diga? Si siempre dejas todo para el último momento”

 

“Siempre dejas todo para después”, “Nada de negligencia en las cosas pequeñas”

 

Al día siguiente vuelven a recibir el mensaje y la promesa de que Godot, en esta ocasión si vendrá.


En cierto momento Vladimir le dice a Estragón:

 

¿Bueno? ¿Nos vamos?

 

“No podemos” responde Estragón.

 

“¿Por qué no?”

 

“Porque estamos esperando a Godot”

 

Los personajes al ver que sus vidas están llenas de tedio se llegan a plantear el

suicidio como una mejor opción, pero como están llenos de desidia, lo dejan para después.

 

¿Termina la obra de teatro y qué crees? Los personajes ni el público llegan

a conocer a Godot, tampoco se llega a saber el tipo de asunto iban de tratar con él.

 

Esta obra del teatro absurdo y que es altamente repetitiva, simboliza el tedio y la carencia de significado de la vida humana, un tema recurrente del existencialismo negativo.  Desde el existencialismo positivo se busca dar significado a las experiencias como lo hizo en su vida Viktor Frankl, pero esa es otra historia.

 

Para mí esta obra es una metáfora de lo que nos sucede a muchos en nuestras vidas, que esperamos y esperamos a que las cosas lleguen y se manifiesten por arte de magia sin hacer nada para que así sea. Esperamos a que “Godot” se haga presente por arte de magia en nuestras vidas. Sea esto un tipo de vida o un objetivo que queremos lograr.

Llámese tener una vida más saludable, tener una plática con un buen amigo, visitar a un familiar, comenzar a alimentarte mejor, tomar lecciones de aquello que tanto deseamos aprender, una clase de música, de pintura, de carpintería, la lista puede ser muy larga. Esperamos y esperamos sin hacer mucho por ello y después nos quejamos de la rutinaria que es nuestra vida.

 

Muchas de esas formas de esperar se dan cuando nos inventamos “prerrequisitos” en nuestra mente. Un prerrequisito es una condición que se tiene que dar para entonces sí ponernos manos a la obra.

 

“Cuando tenga vacaciones si iré a visitar a mis familiares”

 

“Cuando tenga menos trabajo iré a ver al doctor”

 

“Cuando tenga menos trabajo empezaré a tomar esas clases de pintura”

 

“Una vez que termine mis estudios me daré tiempo de ver a mis amigos”

 

“Cuando tenga menos trabajo si empezaré mi Maestría”

 

“Cuando mejore el clima si saldré a hacer ejercicio”

 

“Cuando termine de ver esta serie en Netflix si comenzaré a leer ese libro”


"Cuando se alineen los planetas"


"Cuando haya mejores condiciones entonces si lo haré"

 

Algunos de estos prerrequisitos llegan a ser realmente absurdos que hasta nos pudiéramos reír de nosotros mismos al escucharlos.

 

Atrévete a reírte de ti misma, de ti mismo por un momento y reflexiona sobre cuáles prerrequisitos te has inventado en tu mente y que te están impidiendo avanzar hacia el tipo de vida que te gustaría tener (Y que pueden ser realmente tan absurdos como el esperar a Godot por días y días sin que se presente).

 

La forma de escribirlo es algo parecido a lo siguiente:

 

“Cuando (Esto suceda en mi vida)___________________”

 

“Entonces haré (aquello que quieres hacer algún día)"__________________________________”

 

Lo siguiente que te voy a decir puede poner a prueba tu capacidad para atreverte a no verte bien, así como tu valentía y tu habilidad para reírte de ti mismo:

 

Te reto a atrévete a verte vulnerable y compartir en la sección de los comentarios de aquí abajo cual es un prerrequisito realmente absurdo que te has inventado. Me pregunto si estás hecho/ hecha para aceptar retos.


 


“Todos nacemos locos, algunos permanecen así”

Samuel Beckett

 

 

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación- Somos desafiados a cambiarnos a nosotros mismos”

Viktor E. Frankl



Desarrolla tus habilidades como Coach en nuestro próximo

 

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page